Nueva Zelanda (IV): actividad volcánica y geotermal #NZ2015

on Jun 11 in 3- Australasia, Blog, Nueva Zelanda by

Por fin llegamos a la región volcánica de la meseta central, con el Tongariro National Park (una espectacular región alpina desértica) y, cerca del parque, el extenso Lake Taupo, el lago más grande de Nueva Zelanda.

Estos días hemos alternado alojamiento en hoteles tradicionales y casas de locales en Airbnb. Uno de los días me equivoqué al seleccionar la casa, y acabamos en una ciudad a 50 km de Taupo, donde queríamos hacer noche después de tantas horas de coche. Oh, sorpresa, cuando miramos bien el mapa tras confirmar la reserva. En fin, la noche fue extraña… el matrimonio nos atendió genial, ella cocinó un guiso de macarrones con ternera. No me extraña: hay más vacas y ovejas que personas por todo el país (ratio personas-ovejas 1:10, solía ser 1:20). Hectáreas y hectáreas de terrenos llenas de vacas y ovejas sobre pastos de un intenso verde.

Cómo no va a ser verde: llueve torrencialmente todos los días, sin excepción, y según dicen, en verano puede ser peor.

Cecile y Gary, se llaman. Ella es un tanto extraña, pero después de cocinar la cena para nosotros, no puedo más que estar agradecida. La casa era como un museo retro pero sin estilo definido. De los que les gusta almacenar de todo, sin un orden aparente. Gary trabajaba en una tienda de música (es un luthier que construye guitarras), y era el que más preguntas hacía: sobre los españoles, sobre los europeos, QUÉ VA A PASAR CON GRECIA, los yihadistas… hicimos un pequeño repaso al mundo mientras se hacía la cena. Ellos lo ven desde la perspectiva de un país de granjeros con 4 millones de habitantes, que se asombra con los 40 millones en España y cuando le dices que en un par de horas de vuelo has cruzado media Europa.

05-desayunoEn fin, enchufamos la manta eléctrica que todos utilizan por aquí, y al día siguiente marchamos hacia Taupo, no sin antes desayunarnos media granja, como viene siendo costumbre.

El museo, parada obligada, cuenta con una casa de reuniones maorí (Te Aroha) espectacularmente tallada, además de una curiosa caravana de los años 60 muy bien ambientada. En nuestra ruta, de camino al lago, pasamos por las cascadas Huka (Huka Falls): un torrente de 200.000 litros de agua por segundo que caen desde una altura de 9 metros. El agua es de un azul turquesa difícil de ver fuera de zonas alpinas, agua helada del río Waikato (el más largo de Nueva Zelanda) mientras atraviesa un estrecho desfiladero.

El Taupo es el lago más grande de Nueva Zelanda, y está situado en la caldera de un volcán que entró en erupción por primera vez hace unos 300,000 años. Leo en la guía que el último cataclismo (año 180 d.C.) lanzó tanta ceniza a la atmósfera que se podía observar desde la antigua Roma y China el enrojecimiento del cielo.

Craters of the Moon

No podíamos perdernos el espectáculo de fuentes termales de Taupo, menos conocida que la de Rotorua. Parece ser que esta zona cobró vida gracias a las alteraciones producidas por la central hidroeléctrica de la que nos habló nuestro amigo Gary: al bajar el nivel del agua subterránea y modificarse la presión, surgieron nuevos respiraderos y piscinas de lodo burbujeante. El recorrido circular por el perímetro lleva unos 45 min, pero os dejamos un adelanto aquí en un vídeo oficial, hasta que veáis las fotos en la galería :)

(Craters of the Moon) video:

Llevamos varios días de lluvia y niebla intensa, tanto, que no nos ha dejado disfrutar de las vistas del lago mientras conducíamos sin parar rodeando el lago. Llovía a cántaros y apenas se distinguían unos metros por delante en la carretera. En medio del parque nacional, paramos a ver un hotel mítico en la zona, gracias a la recomendación de Gary: el Chateau Tongariro, que abrió sus puertas un agosto de 1929.

Château Tongariro

Château Tongariro

Pronto se convirtió en el lugar al que famosos de todo el planeta iban a descansar y celebrar fiestas glamurosas y llenas de lujo, rodeados de mármol y decoración elegante, a beber vino y cenar la delicatessen del hotel (las ostras, un plato que poca gente se podía permitir en aquellos tiempos difíciles).

Nos tomamos un café calentito en la cafetería, esperando sin éxito a que la lluvia cesara. Después pasamos al salón del hotel: un caballete antiguo sujetaba el cartel con las películas que se verían en la sesión de noche (oh, sí, el hotel contaba con un cine en el sótano, que no pudimos ver).

Los sofás rodeaban mesas y estancias junto a la chimenea, y otros junto a las enormes ventanas que permitían disfrutar del paisaje: cumbres nevadas en invierno, y lluvia, mucha lluvia.

Una mesa de billar entretenía a unos cuantos clientes, y dos barras de bar se encargaban de abastecer al que quisiera terminar su día con una copilla bien puesta. En fin, olía a añejo y tenía su encanto, pero si me quedaba un segundo más junto a la chimenea, me habría dormido sin remedio!

Nuestro viaje en la isla del Norte termina en Wellington, donde cruzaremos a la isla del Sur. Eso será en la siguiente entrada; de momento os dejo con la galería de fotos, que ya sé que es eso lo que estáis esperando :)

Tongariro National Park #NZ2015

[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014647.jpg]260Waikato River
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014652.jpg]170Waikato River
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_img_20150610_001431.jpg]170En Waikato River
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014656.jpg]150Waikato River
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014663.jpg]160Waikato River
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014666.jpg]140Craters of the Moon
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_fumata.jpg]110Craters of the Moon
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014671.jpg]120Craters of the Moon
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_geisers2.jpg]90Craters of the Moon
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_img_20150610_005511.jpg]70Craters of the Moon
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014683.jpg]80Map of Taupo Volcanic Zone
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014694.jpg]70Museum
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014715.jpg]80Museum
[img src=http://www.atlantiscom.org/wp-content/flagallery/tongariro-national-park-nz2015/thumbs/thumbs_l1014730.jpg]70Camino a Wellington

 

3 Comments

  • Pepa says:

    ¡Qué chulada de fotos! Ya estoy deseando ver la isla del Sur, a donde yo nunca pude llegar y con tantas ganas me quedé… Un saludo!

  • Juan says:

    Ostrás, ¿y de verdad se podía pasear por esa zona con actividad volcánica? ¿no era peligroso?

    • admin says:

      Hola Juan.
      La verdad es que había que respetar un perímetro, pero si no cruzabas ese límite, no había problema. ¡Tuvimos suerte de ser los únicos visitantes ese día! El olor era muy fuerte a azufre, pero no llega a niveles peligrosos cuando estás de paso :)

Leave a Comment